EL Renacimiento.

El Renacimiento es el arte típico de los siglos XV y XVI en Europa que se caracteriza por los siguientes rasgos:

1.- Destaca el intento de racionalización del arte, realizándose un estudio del volumen, la luz y la perspectiva en las obras en las que predomina la naturalidad.

2.- El interés por el ser humano, comenzando a extenderse el arte profano y no sólo religioso. Además, el hombre es protagonista en el arte, tomando un gran impulso el retrato, los estudios de anatomía o el palacio, de carácter profano.

3.- La vuelta la mundo grecolatino del que retoman elementos temáticos, como la mitología, o formales, como las columnas, frisos, cúpulas, etc.

Observa estos contrastes: El Renacimiento crea un lenguaje artístico nuevo y que a todos nos resulta familiar pues ha sido la base del arte hasta principios del siglo XX, en que este lenguaje es cuestionado por diversas corrientes y artistas. Observa estas imágenes arquitectónicas. Las iglesias góticas destacan por su verticalidad, buscando acercarse a Dios, por lo que necesitan un complejo sistema de contrafuertes y arbotantes, así como se caracterizan por los arcos apuntados. La arquitectura del Renacimiento tiene como medida el ser humano, por lo que prima la horizontalidad, y utiliza numerosos elementos de la arquitectura clásica (arcos de medio punto, simetría en la fachada, austeridad, línea horizontal sobre la vertical, frontones, frisos…)

En la escultura se aprecia claramente un cambio de intención desde el Cristo o Virgen románicos (siglos X-XII) en los que no importa la naturalidad y la anatomía, sino el mensaje y la expresividad, hacia la Piedad de Miguel Angel o el Cristo de Cellini (siglo XVI) en los que el volumen, anatomía y naturalidad dominan.

En la pintura también se observa la incorporación de elementos novedosos en el Renacimiento: la precisión anatómica, la perspectiva realista y la luz adecuada en la pintura. Observa como en la Adoración de los Reyes románica (siglos X-XIII) las figuras son planas y sin perpectiva, de forma que se apiñan de forma no natural y son desproporcionadas. En la Anunciacion gótica (siglos XIII-XIV) las figuras son más naturales y se introduce algún pequeño elemento del paisaje (unas flores), pero carecen de un fondo de paisaje natural, envolviéndolas el color dorado que ofrece un ambiente místico a la obra. En la Anunciación de Leonardo (siglo XVI) el paisaje es natural y toma protagonismo en la obra, las figuras tienen volumen y una iluminación correcta, así como su anatomía es proporcionada y natural.

En las siguientes diapositivas podrás conocer más sobre el Renacimiento y utilizar las imágenes para hacer tu propio trabajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s