Galería de personajes en la Edad Moderna.

JUANA “LA LOCA” (1479-1555)

Juana de Castilla, llamada “la Loca”, fue la verdadera reina de Castilla durante la mayor parte del reinado de su hijo Carlos I. Murió en 1555, el mismo año en que Carlos I abdicaba en su hijo Felipe II. Se ha discutido mucho sobre su incapacidad o locura ocasionada por los celos y la muerte de su marido Felipe “el Hermoso”. En el siglo XIX, durante el Romanticismo se impone la visión de una mujer fuerte y feminista, manipulada por los hombres de su familia, y que no estaba dispuesta a soportar las infidelidades de su marido.

Hoy aparece como una mujer que fue, al menos en parte, juguete de las ambiciones políticas de su padre y su marido quienes la declararon incapacitada para gobernar, aprovechándose de una posible depresión. A pesar de ser una mujer culta e inteligente, considerada como una de las mujeres mejores preparadas de su época, vivió encerrada en el castillo de Tordesillas hasta su muerte donde su posible enfermedad mental no recibió ningún tipo de tratamiento.

juana

CARLOS I (1500-1558)

Cuando el 19 de septiembre de 1517 una flota de unas cuarenta naves arribó al pequeño puerto asturiano de Villaviciosa, los campesinos de la comarca se asustaron y, aunque pobremente armados, trataron de defenderse, porque creían que era un ataque de piratas del Norte. Desde las laderas de las montañas, entre la bruma y la lluvia, vieron desembarcar un numeroso grupo de cortesanos lujosamente vestidos. Sólo volvieron a sus casas cuando sus “espías” les aseguraron que se trataba del séquito del nuevo rey de Castilla, Carlos I.

Mientras, en lenta y penosa cabalgata, ascendía las montañas cantábricas, bajo una lluvia tenaz y camino de Valladolid donde sería reconocido rey, el joven príncipe no parecía darse cuenta de lo que heredaba. Contaba entonces con sólo 17 años. Había nacido en la ciudad de Gante el año 1500 y quedó allí cuando sus padres volvieron a Castilla. Su padre Felipe murió pronto, cuando él contaba con seis años y fue su tía Margarita quien le educó. Hablaba flamenco. Nadie se había preocupado de enseñarle castellano.

Era un joven delgado de ojos grises inexpresivos, poco hablador y taciturno. No parecía una persona capaz de atraer a sus nuevos súbditos… y, sin embargo, es hoy conocido como uno de los grandes monarcas de la Historia de España.

FELIPE II (1527-1598)

Felipe II era un monarca muy distinto a su padre. Había nacido en Valladolid en mayo de 1527. Fue educado por su madre, una princesa portuguesa, hasta los doce años en que esta muere y él queda a cargo de preceptores religiosos. Vio pocas veces a su padre, aunque éste le inició en el gobierno desde los quince años, nombrándole regente durante sus frecuentes ausencias.

Viajó muy poco y lo hizo casi exclusivamente durante su juventud. En enero de 1556 su padre abdicó: en el acto de abdicación, en Bruselas, los nobles flamencos pudieron comparar a un viejo Carlos, emocionado, dominador de varios idiomas, abierto a todos, con un joven príncipe callado, taciturno, como distante y un poco orgulloso, que sólo sabía hablar castellano.

Como monarca que evoluciona hacia el absolutismo, Felipe II quiso saberlo y discutirlo todo; desde los problemas más graves de guerras y alianzas, hasta los nombramientos de pequeños funcionarios.

Parece que con el tiempo su carácter se hizo más retraído, pasando buena parte de su vida recluido en elPalacio-Monasterio del Escorial, cerca de Madrid.

Felipe II era un trabajador inagotable, aunque a veces se sentía incapaz de acabar su trabajo. En una ocasión, estoicamente en un solo día leyó y firmó los cuatrocientos papeles que se habían acumulado sobre su escritorio.

Felipe II

DON JUAN DE AUSTRIA (1545-1578)

Era hijo ilegítimo de Carlos V. Había nacido en la actual Alemania o el Sacro Imperio Romano Germanico y a los cinco años se trasladó a Castilla. No supo quién era su padre hasta que Felipe II le reconoció como hermanastro, siguiendo las indicaciones de Carlos I quien reconoció haber tendio un hijo de una hermosa mujer soltera, al quedar él viudo. Desde entonces recibió una educación esmerada y el rey le encomendó asuntos importantes: tuvo el mando supremo de las tropas de Lepanto y fue gobernador de los Países Bajos, donde murió.

EL DUQUE DE ALBA (1507-1582)

Fernando Álvarez de Toledo y Pimentel, tercer duque de Alba, uno de los grandes de la nobleza, fue un militar muy dotado que estuvo al servicio de Carlos V y Felipe II. Era partidario de las soluciones de fuerza y formó parte del grupo de consejeros que más influyó en el rey Felipe II.

Dirigió las tropas de Carlos V en la batalla de Mühlberg, gran triunfo sobre los protestantes, fue gobernador de los Países Bajos y mandó el ejército que ocupó Portugal.

Alto, enjuto, de piel cetrina, severísimamente austero, recio, fiero, despótico a veces, la leyenda negra nos ha traído la imagen del creador del Tribunal de los Tumultos para castigar a los protestantes de los Países Bajos, y ese nombre terrible que se invocaba en las noches ante los niños como si fuera el del Coco o el Hombre del Saco si no se dormían: «Duerme, niño, que si no vendrá el Duque de Alba y te llevará».

duque de alba

SIR FRANCIS DRAKE (1543- 1596)

Francis Drake fue un extraordinario marino inglés que actuó como corsario o pirata atacando los galeones castellanos que volvían de América, con el permiso de Isabel I de Inglaterra. Figura controvertida, fue explorador y dio la vuelta al mundo, comerciante de esclavos y vicelamirante de la Marina Real Británica en el asalto de Cádiz (1587) o en la derrota de la Gran Armada (1588)

EL CONDE-DUQUE DE OLIVARES (1587-1645)

Don Gaspar de Guzmán, Conde-Duque de Olivares, pertenecía a una familia inmensamente rica de la alta nobleza. Logró captar la amistad del joven príncipe Felipe IV, el cual, antes de convertirse en rey en 1621, lo hizo su valido. Acumuló todo el poder hasta el año 1643 en que los desastres militares (rebelión de Cataluña, guerra con Francia e independencia de Portugal) le hicieron caer en desgracia. Era un hombre ambicioso, de carácter violento y también un trabajador infatigable.

Pero su política exterior fue muy desafortunada, porque se obstinó en intentar realizar acciones de prestigio y fuerza (en la Guerra de los Treinta Años) cuando los medios económicos y humanos de Castilla ya no eran los más adecuados.

 Count-Duke_of_Olivares

CARLOS II “EL HECHIZADO” (1661-1700)

“El rey era más bien bajo que flaco, no mal formado, feo de rostro; tiene el cuello largo, la cara larga, la barbilla larga y como encorvada hacia arriba; el labio inferior es típico de los Austrias; ojos no muy grandes, de color azul turquesa y cutis fino y delicado. Mira con expresión melancólica y un poco asombrada. El cabello es rubio y largo, y lo lleva peinado para atrás, de modo que sus orejas quedan al descubierto. No puede enderezar su cuerpo sino cuando camina, a menos de arrimarse a una pared, una mesa u otra cosa. Su cuerpo es tan débil como su mente. De vez en cuando da señales de inteligencia, de memoria y de cierta vivacidad, pero  no ahora; por lo común tiene un aspecto lento e indiferente, torpe e indolente, pareciendo estupefacto. Se puede hacer con él lo que se desee, pues carece de voluntad propia”. (Descripción del Nuncio pontificio cuando el monarca tenía veinte años de edad)

Su sobrenombre provenía de su lamentable aspecto físico, que el populacho  achacaba a la brujería. Su muerte sin descendencia acarreó un grave conflicto sucesorio, que se resolvió con la intervención de potencias extranjeras.

CarlosII

Realiza un breve test sobre este texto, pulsando aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s